jueves, 21 de abril de 2016

Una escapada a la nieve


Desde que era una niña he ido a esquiar, eran unos días muy especiales porque iba sola con mi padre: mi hermana se lesiono la rodilla haciendo ballet y le aconsejaron no esquiar y a mi madre no le gustaba mucho. Así que mi padre y yo cogíamos el coche y subíamos a Andorra. Eran momentos de hablar de cosas que no hablábamos en el día a día, de divertirnos, de practicar algo que nos gustaba mucho a los dos juntos. Sin duda algo que compartíamos solo nosotros. 
Supongo que por eso es tan especial para mi la montaña, la nieve, esos días... Me relajo y desconecto como en ningún otro sitio.

Y también creo que por eso es algo que quiero trasmitir a mis hijos. Me encanta verles disfrutar con algo con lo que yo disfruto tanto. 

Este año se nos estaba pasando la temporada y no habíamos ido, yo tenía unas ganas locas y al final casi a última hora el último día de la temporada decidimos ir. 
Fuimos a Candanchu, en el Pirineo Aragonés y nos encantó la zona. 



La estación tiene un encanto especial, sin embargo no está bien condicionada para los pequeños, las distancias para llevarlos a la guardería (Leo) o a la escuela de esquí (Selene) son largas y los que habeís esquiado ya sabeis lo que es caminar con esas botas y los esquís a cuestas y para los que no pues os lo digo yo: HORRIBLE!!

Con Aridna nos turnábamos mi marido y yo. Estabamos uno de los dos con ella en la cafetería mientras el otro aprovechaba a bajar alguna pista o estar con Selene esquiando. No es la situación ideal pero como esta con lactancia exclusiva fue la única solución que encontramos para poder ir. 

La verdad que el viaje fue más para los niños que para nosotros, pero me encanto ver a Selene esquiar y ver como avanzó en tan poco tiempo. Sentí ese orgullo de madre... Sabéis de lo que hablo ¿verdad?



Nos quedamos en el Hotel Candanchu, un hotel con decoración muy de montaña. La verdad que pese a tener el mobiliario algo desfasado nos sentimos muy cómodos y nos gusto mucho. NO es nada fácil encontrar alojamiento con tres peques y este hotel tenía habitaciones con 4 camas y amplias.
Las vistas del hotel son espectaculares y el desayuno si ser nada extraordinario estaba bien surtido. 
 


Y como se que no es fácil viajar con niños y para que conozcáis un poco más de nosotros he abierto un canal de Youtube: My petit pleasures non stop donde quiero colgar todos nuestros viajes y escapadas, en principio no sería para hacer vídeos constantemente porque lo que más me apetece es grabar estos pequeños/grandes momentos de nuestras vidas y también compartir nuestros hallazgos (hoteles, restaurantes, lugares...) con otras familias porque como os decía antes no es nada fácil encontrar sitios en los que una familia grande (o no tan grande) encuentre todo lo que busca.

Os dejo el link directo por si os apetece verlo y suscribiros: https://www.youtube.com/channel/UCattzAWER9O4n05Eiga8vLg
Y si no nos vemos por Instagram. Feliz fin de semana


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tus comentarios son muy importantes para mi.
Ayudame a mejorar